Friday, December 3, 2021

¿Quiéres acceder a todo nuestro contenido? Suscríbete ahora

MÁS

    ÚLTIMA HORA

    ETA: a 10 años de su disolución, recordamos el caso de Irene Villa

    Hace exactamente 10 años atrás, un grupo de tres encapuchados vinculados al grupo terrorista ETA anunciaban en un video el “cese definitivo de la actividad armada” después de un extenso período de negociación con el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. Hoy, 20 de octubre, se cumple una década de aquel episodio que ponía fin a un período de 43 años de violencia ininterrumpida. Justamente tres días antes se habían cumplido 20 años del atentado del grupo terrorista a Irene Villa.


    ¿AÚN NO ERES USUARIO PREMIUM? ¡SUSCRIBETE PARA CONTINUAR LEYENDO!


    El atentado de ETA a Irene Villa y su madre

    Corría el 17 de Octubre de 1991 e Irene Villa, una niña de 12 años, se encontraba en el coche junto a su madre, María Jesús González, camino al colegio. De manera repentina, la explosión de una bomba colocada por el grupo terrorista ETA hizo volar al coche por los aires. Producto de aquel atentado, Irene perdió sus dos piernas y tres dedos de una mano. Su madre, que era funcionaria de la Dirección General de la Policía, perdió una pierna y un brazo.

    “Lo que más me acuerdo es de las enfermeras que en el Hospital Gómez Ulla pasaban noches a mi lado tratando de paliar estos dolores, agarrándome de la mano… Aún recuerdo sus rostros tras mis gritos de dolor”, relataba Villa en una entrevista concedida a Enfermería21 el pasado febrero.

    En aquel hospital, situado en el distrito madrileño Latina, Irene se vio obligada a afrontar su nueva realidad: había perdido sus dos miembros inferiores y tenía que aprender a vivir con esa condición. Si esa situación es difícil para una adulto, imaginaros lo que puede ser para una preadolescente de 12 años. Irene era muy pequeña. No entendía de política ni sabía que era ETA. Su vida había cambiado para siempre y, naturalmente, ella no podía entender el motivo.

    Aquella niña acabó convirtiéndose en un ejemplo de superación. Enfrentó su nueva condición de la mejor manera posible. Tenía más que claro que el hecho de no tener piernas no le impediría cumplir sus metas en la vida. Adaptarse a las prótesis también fue muy difícil. Las operaciones para poner los tornillos en sus extremidades y encajar las prótesis fueron muy dolorosas. Pasaba largas horas en hospitales. Aún así, nunca pensó en desistir. 

    Irene fue superándose día a día. Se negaba a que su vida quede marcada únicamente por el dolor y el sufrimiento. Se propuso metas y no paró hasta alcanzarlas.

    Irene fue superándose día a día. Se negaba a que su vida quede marcada únicamente por el dolor y el sufrimiento. Se propuso metas y no paró hasta alcanzarlas.

    Se licenció en Psicología, Humanidades y Comunicación Audiovisual y también fue campeona de España en esquí adaptado. Tiene 2 hijos: Carlos (2012) y Gael (2015), ambos fruto de su matrimonio con Juan Pablo Lauro

    La psicología le ayudó muchísimo a superar las adversidades. No permitió que el hecho de ser víctima de un atentado de ETA condicionara su vida. El mero hecho de estar viva ya era un milagro para ella. 

    Lógicamente, Irene tiene pocos recuerdos de aquella horrorosa jornada de 1991; pero hay uno que le quedó grabado a fuego en su memoria y es que todos los testigos de aquel trágico episodio la daban por muerta. ”A por la madre que la niña está muerta”, decía la gente que se acercó a auxiliarlas inmediatamente después de la explosión.

    Irene tuvo una infancia complicado pero jamás perdió la esperanza; tampoco la sonrisa. Aprendió a superarse a través de la resiliencia y del perdón. “He tenido que aprender a perdonar para poder avanzar “, explica.

    Irene Villa se ha manifestado en repetidas oportunidades en contra de cualquier negociación con ETA y también del proceso de negociación abierto por el Gobierno de Zapatero. 

    Los libros de Irene Villa sobre el atentado de ETA

    Irene escribió varios libros con la finalidad ayudar a las personas a enfrentar sus adversidades.

    • Saber que se puede: Recuerdos y reflexiones de una víctima del terrorismo (2004)
    • SOS: víctimas del terrorismo (2007)
    • Saber que se puede, veinte años después (2011)
    • Nunca es demasiado tarde, princesa (2013)
    • Como el sol para las flores (2015)
    • Los ochomiles de la vida (2020)

    Irene ha demostrado ser un ejemplo a seguir y que en la vida se puede perder muchas cosas menos las ganas de vivir.

    [/restrict]

    ÚLTIMA HORA

    NO TE LO PIERDAS

    ¡NO TE PIERDAS NADA!

    Si quieres estar actualizado con las últimas noticias, ofertas y anuncios especiales, no olvides suscribirte con nosotros, ¡EL PRIMER MES ES GRATIS!