Friday, December 3, 2021

¿Quiéres acceder a todo nuestro contenido? Suscríbete ahora

MÁS

    ÚLTIMA HORA

    Mesón La Esquina: menú del día a solo 9 euros y carta de lujo

    Bueno, bonito y barato. Esas son las tres características que todos buscamos cuando vamos a comer o cenar fuera. Sin embargo, encontrar las “tres B” suele ser un tanto complicado en el mundo de la gastronomía. A menudo la buena comida resulta cara o, en su defecto, la comida barata no resulta del todo buena. Puede ser que nosotros seamos muy exigentes como clientes o, tal vez, será que en Sevilla no abundan lugares como el Asador Mesón La Esquina. Este tradicional restaurante del barrio de San Jerónimo combina su soberbio menú del día con una carta variada y repleta de productos de primera calidad.

    Una de las grandes particularidades de este mesón es que su cocina se encuentra al otro lado de la barra y a la vista de todo el mundo. Se sitúa en el número 6 de calle Astronomía, a escasos metros del Parque Empresarial Torneo, una ubicación perfecta para ofrecer menú del día, ya que cientos de trabajadores acuden allí a diario en su hora de comida. Su precio es de apenas 9 euros e incluye primer plato, segundo, postre y bebida. Todo en generosas cantidades. Además, siempre se puede elegir entre cerdo, pollo, ternera o pescado; sin dejar de lado las alternativas vegetarianas o algún que otro plato de cuchara, que tan bien sienta en estas épocas de frío.

    El menú del día cuesta apenas 9 euros e incluye primer plato, segundo, postre y bebida.

    Pero la oferta de Mesón La Esquina va mucho más allá del menú del mediodía. Fernando Isla, dueño del establecimiento desde 2014, no quiere que su negocio se limite únicamente a servir las típicas tapas sevillanas y los menús. Para estar a tono con los requerimientos de su clientela, el Mesón abre de lunes a lunes mañana, tarde y noche, siendo sábados y domingos los días donde más se enfoca en la carta. Los clientes pueden disfrutar cada fin de semana de la mejor carne a la brasa y de una amplia gama de arroces. Párrafo aparte para sus pescados: los más destacados son la lubina, la suprema de salmón y el atún rojo.

    Tal como explica Isla, el servicio es uno de los puntos fuertes de Mesón La Esquina. A cualquier hora que vayas, sus camareros te atenderán con la suma amabilidad y harán todo lo que esté a su alcance para cumplir con cada una de tus peticiones. “Aquí no se trabaja con la cabeza baja. Siempre la cabeza en alto, como dice el ‘Cholo’ Simeone“, bromea Isla, comparando su forma de trabajar con la del entrenador del Atlético Madrid. La celeridad y la cercanía con los clientes convierten a este restaurante en un sitio verdaderamente especial. Jessica Marín Avilés, su encargada, es quién vela en todo momento por la satisfacción de cada uno de los comensales.

    Las recomendaciones de la casa

    La carta de Mesón La Esquina es muy amplia. Por lo tanto, resulta un trabajo difícil seleccionar los mejores platos. Después de meditarlo bien, Fernando Isla decide recomendar la brocheta de la casa, que es de solomillo. No obstante, aclara que toda la carne a la brasa es de primera.

    Jessica Marín elige el frito variado. Este plato está elaborado siempre con el pescado fresco que reciben a diario. La paella mixta también tiene gran tirón ya que se cocinan aproximadamente seis kilos de arroz cada día.

    Tanto el dueño como la encargada coinciden en que una de las grandes estrellas del Mesón La Esquina es el atún a la cordobesa. Se trata de un filete de atún rojo a la plancha servido sobre una base de salmorejo con jamón acompañado de unas espectaculares patatas panaderas al horno.

    ¿Cómo se recuperó Mesón La Esquina después de la pandemia?

    Fernando Isla cogió el Mesón La Esquina en el año 2014 y la ha ido estupendamente desde entonces. Sin embargo, el estado de alarma decretado a principios de marzo de 2020 cambió por completo la situación de su negocio. La pandemia mundial de coronavirus afectó la economía mundial y el sector hostelero fue el más perjudicado.

    “Tuvimos que cerrar corriendo y perdimos casi cuatro mil euros de mercancía. Recuerdo que el estado de alarma se decretó un viernes y nosotros ya teníamos buena parte de la mercancía para el fin de semana. Habían muchos productos perecederos que nos vimos obligados a tirar”, recuerda el dueño del restaurante, que dice haber bajado 18 kilos por el estrés durante el confinamiento.

    “Perdimos casi cuatro mil euros de mercancía”.

    Sin ningún tipo de subvención ni ayuda económica de parte del estado, Isla se vio obligado a continuar pagando servicios y el alquiler del local. “Honestamente pensé que no volvíamos a abrir. Y cuando lo hicimos fue con muchas restricciones. Además, después vino la segunda ola”, explica.

    Aún se vive al día de hoy un clima de incertidumbre con respecto a la evolución del coronavirus. Pero un alto porcentaje de la población vacunado ya está vacunado, por lo que se cree que lo peor ya ha pasado. En Mesón la Esquina ya están sirviendo aproximadamente unos 100 menús al día y sueñan con llegar nuevamente a 150, que es la media que vendían antes del estallido de la pandemia.

    “De la barra para adentro no sé nada, pero de la barra para afuera, sí”

    Mesón La Esquina
    La cocina del Mesón La Esquina a la vista de todos y un fabuloso pulpo al ajillo.

    El desembarco de Fernando Isla en Mesón La Esquina fue fruto de la casualidad. Oriundo de Coria del Rio, Isla comenzó a ir al restaurante como cliente en 2003. Trabajaba como comercial y comía allí a diario. De tanto ir, conoció a los dueños y a sus hijos. Una tarde de 2014, cuando ya llevaba 11 años como cliente, le comentaron que ya estaban muy cansados y tenían pensado traspasar el negocio. Fernando no lo dudó un instante y decidió cogerlo él mismo.

    Sin ninguna experiencia laboral previa en el mundo de la hostelería, Isla se lanzó a la aventura y pasó de un lado de la barra al otro. Poco a poco, le fue dando al mesón su propia impronta. Según cuenta, la clave para lograr el éxito no ha sido otra que la humildad. “Despacito y haciendo buena letra fui aprendiendo. Y siempre que no sabía algo, preguntaba. Eso es fundamental”, concluye.

    Fernando siempre tuvo claro que las bases de su negocio serían la amabilidad y el buen trato al cliente. “De la barra para adentro no sé nada, pero de la barra para afuera, sí. Toda la vida he estado en bares”, les decía Isla al personal cuando comenzó. Su misión era tratar a los clientes de la misma forma que a él le gustaba ser tratado.

    El mesón no solo se nutre de los oficinistas que van a tomar el menú del día. Muchas son las familias que van a comer o cenar los fines de semana. En los siete años que Isla lleva regentando el negocio, en el salón se han realizado bautizos, comuniones y hasta bodas. A nada se le dice que no. En Mesón La Esquina lo más importante es siempre lo que quiere el cliente.

    ÚLTIMA HORA

    NO TE LO PIERDAS

    ¡NO TE PIERDAS NADA!

    Si quieres estar actualizado con las últimas noticias, ofertas y anuncios especiales, no olvides suscribirte con nosotros, ¡EL PRIMER MES ES GRATIS!